El impuesto al plástico ya se encuentra en vigor en España y su objetivo es claro: eliminar progresivamente la utilización de envases plásticos no reutilizables. No hay que olvidar que se trata de un material cuya producción y uso crecen año a año, convirtiéndose en un grave problema medioambiental. 

Ahora bien, la introducción de este tributo genera diversas dudas sobre su aplicación, también en el sector de las artes gráficas y el etiquetado de productos. En este post detallamos las más importantes. 

Impuesto al plástico, ¿en qué consiste?

Desde el 1 de enero de 2023 ya se encuentra en vigor el impuesto para envases de plástico no reutilizables, recogido en la Ley 7/2022, de 8 de abril. Este tributo se irá aplicando de forma progresiva en todos los países miembros de la UE, siendo España el primero en ponerlo en marcha. 

¿Cuál es el objetivo del impuesto al plástico?

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la producción de plásticos a nivel mundial alcanzó, en 2019, los 460 millones de toneladas. Además, el 91% del plástico no se recicla, por lo que gran parte de este material se convierte en desechos que contaminan el planeta. 

Ante esta situación, el impuesto al plástico, tributo indirecto y medioambiental, busca eliminar de forma progresiva la utilización de este tipo de envases, apostando por una fiscalidad verde y una economía circular que potencie el reciclaje. 

Aplicaciones 

El impuesto grava la utilización de todos aquellos envases de plástico no reciclados y no reutilizables en el territorio español, tanto los vacíos como aquellos que sirven para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar las mercancías. 

A grandes rasgos, este tributo afecta a:

  • Envases primarios, secundarios y terciarios como pueden ser las botellas, el plástico que se usa para envolver estos productos o el utilizado para proteger los palés de varios conjuntos de botellas. 
  • Productos de plástico cuya finalidad sea cerrar, comercializar o presentar los envases. En este apartado nos encontramos, por ejemplo, pinzas, bolsas con cierres herméticos, hebillas…
  • Productos de plástico destinados a la obtención de envases de un solo uso como en el caso de las preformas.

Asimismo, también afecta a las importaciones o adquisiciones intracomunitarias de envases de plástico no reutilizables, independientemente de si están vacíos o son contenedores de alguna mercancía. 

¿Qué se consideran envases no reutilizables?

Son aquellos que no han sido creados, diseñados o comercializados para rotar durante todo su ciclo de vida o para utilizarse con el mismo fin en múltiples ocasiones. 

El coste del impuesto al plástico

La base imponible estará constituida por los kilogramos netos de plástico no reciclado que contenga cada producto que entra en la normativa y, el tipo impositivo, es de 0,45 euros por kilogramo

Excepciones al impuesto al plástico

  • Lacas, adhesivos, pinturas o tintas que se incorporan a los productos cuya función es contener, proteger, manipular o entregar productos. 
  • Pequeñas importaciones o adquisiciones intracomunitarias que no superen los 5 kilogramos.
  • Productos sanitarios, envases de medicamentos o residuos peligrosos de origen sanitario, entre otros.

El impuesto al plástico debería no aplicarse en las etiquetas encoladas, etiquetas sleeve retráctil y etiquetas autoadhesivas

Dudas sobre la aplicación del impuesto al plástico

Pese a que ya se encuentra en vigor, el impuesto al plástico sigue generando todo tipo de dudas sobre su aplicabilidad y cómo debe documentarse para cumplir con la ley. De hecho, desde la Asociación Española de Industriales de Plástico (ANAIP) se solicitó -sin éxito- suspender un año la aplicación del tributo, tal y como se hizo en Italia.

Casos de uso concreto: etiquetas

En la industria gráfica y, en concreto, en el sector de la fabricación de etiquetas de productos para todo tipo, también se extienden las dudas mencionadas anteriormente. 

¿El etiquetado debe estar sujeto al impuesto del plástico? Los fabricantes clasificamos las etiquetas en 3 categorías diferenciadas:

  • Etiquetas encoladas.
  • Etiquetas especiales, sleeve retráctil.
  • Etiquetas autoadhesivas. 

Las etiquetas encoladas llegan al envasador o cliente sin ningún tipo de adhesivo, por lo que son ellos quienes lo incluyen durante el proceso de etiquetaje, haciendo que las etiquetas formen parte indivisible del producto y quedando pegadas hasta el final de la vida del mismo. Por ello, consideramos que estas etiquetas plásticas no deberían estar sujetas al impuesto

Las sleeve retráctil son un tipo de etiquetas especiales que se imprimen a través de una bobina plástica, convirtiéndolas, mediante el proceso correspondiente, en una especie de “tubo” que se envía en bobinas al envasador o cliente. Serán ellos los encargados de colocarlas por retracción por calor en el producto, adhiriéndose al mismo hasta el final de su vida útil. Por este motivo, entendemos que este tipo de etiquetado plástico no debería estar sujeto al impuesto

¿Y las etiquetas autoadhesivas? Como su nombre indica, estas etiquetas ya incorporan el adhesivo, por lo que el envasador o el cliente solo tiene que colocarlas directamente en sus productos, quedando pegadas hasta el final de la vida del mismo. Por ello, como en los dos casos anteriores, pensamos que, como elemento esencial que forma parte del producto, deberían estar exentas del gravamen

Eti-nor, fábrica de etiquetas adhesivas

En Eti-nor contamos con un amplio catálogo de etiquetas adhesivas de productos para todo tipo de sectores (alimentación, belleza y cuidado personal, limpieza del hogar, paquetería ecommerce y logística…) para que consigas un etiquetado 100% personalizado y acorde a tus necesidades. 

Además, también te ofrecemos etiquetas sostenibles, una gran opción con la que llamar la atención de los consumidores mientras se cuida del medioambiente y se potencia la economía circular y el reciclaje de los envases. 

¿Quieres más información? Contáctanos, nos encantará ayudarte y escucharte en todo lo que necesites.  

 

Disclaimer

Este post corresponde únicamente a una opinión, y no representa bajo ningún caso carácter vinculante, a través de las distintas asociaciones, se están realizando las consultas vinculantes correspondientes, por lo que estas cuestiones se irán aclarando convenientemente con el paso del tiempo.